Minotauro

Monstruo fabuloso medio hombre (en la parte inferiro) y medio toro. Para encerrarlo se constuyó el Laberinto de Creta. Siendo carnívoro, y por haber sido vencidos los atenienses, veíanse obligados a mandar, cada siete años, siete jóvenes y siete doncellas para que le sirvieran de alimento. Tres veces fue pagado este tributo; a la cuarta, Teseo mató al minotauro, ayudado por Ariadna y su hilo mágio (símbolo de la vía y ligazón interna de la criatura con el creador. El sentido místico viene dado por la inversión del símbolo que, en vez de presentase como ligadura exterior, aparece como conexión interior).
Todos los mitos y leyendas que aluden a tributos, monstruos y héroes victoriosos exponen a la vez una situación cósmica (la idea gnóstica del mal demiurgo y de la redención), social (el Estado dominado por un tirano, una plaga, un estamento enemigo) y psicológica colectiva o individual (predominio de la parte monstuosa del hombre, tributo y sacrificio de lo mejor: ideas, sentimientos, emociones). El minotauro expresa casi el escalón final en la gama de relaciones entre la parte espiritual y la animal humana. El dominio neto de la primera sobre la segunda está simbolizado por el caballero; el prevalecimiento de la sengunda, por el centauro con cuerpo de caballo o de toro. La inversión que da a la cabeza la forma de animal y al cuerpo de la persona lleva a las últimas consecuencias ese predominio de inferior. De otro lado, el número 7 (dragones de siete cabezas, siete años, siete jóvenes) concierne siempre a la relación de la serie esencial (días de la semana, dioses planetarios, planetas; ciclos o pecados capitales y virtudes contrapuestas). Vencer a un monstuo de siete cabezas es dominar las influencias malignas de los planetas (identificación con los instintos y fuerzas inferiores)
03/07/5768
Juan Eduardo Cirlot
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Minotauro

  1. Zaratustra dijo:

    Los símbolos dan sentido al arquetico colectivo de nuestros sueños;es lo que tenemos en común una especie que nos devoramos en luchas intestinas e irreflexivas.Sólo lo fantástico tiene posibilidades en la realidad cotidiana.
    Besos.
    Zaratustra.

  2. Esther dijo:

    Wow!
     
    ea alucinante! q cantidad de simbología encierran las leyendas! y q complejo!
     
    me ha gustado mucho esta entrada
     
    besotes

  3. javi dijo:

    Comentario absurdo y fuera de lugar es decir que si llega a ser toro la parte inferior en lugar de la superior habría sido el terror de las féminas de la época… lo malo es que al ser entonces hombre la parte superior hubieran tenido que soportar las tonterías que todos los hombres somos capaces de decir… como yo ahora jejejjeeee
    Besotes.                                                                            miaaauu

  4. joao o'pacheco dijo:

    Para além da leitura psicológica Freudiana dos arquétipos — que relacionava tudo com o sexo — Jung propõe uma leitura mais complexa construindo uma semiótica cujo código estaria embebido no Inconsciente Colectivo da humanidade e que traduziria fórmulas de reconhecimento de informação sobre um Poder Superior de onde o Ego era emanado. Uma espécie de personalidade colectiva que Mme. Blavatsky afirmava ser a Alma Geral da humanidade. Em Teosofia todos os grupos de criaturas têm uma Alma Superior de onde emanam. Os arquétipos são uma espécie de sinais de trânsito para o percurso da alma. É uma outra leitura também…. mas gostei da descodificação que apresentou.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s