Sir Gawain y el Caballero Verde, un cuento de Heinrich Zimmer.

El rey con un pequeño séquito de sus jóvenes caballeros cazó en una zona que no era de su propiedad sino de un bien armado caballero de aspecto repulsivo, en gran manera recio y de gran fuerza. Para superar el reto del combate caballeresco por la desproporción de las armas que portaban, el hombrón exigió al rey jurar que volvería al año siguiente, en la misma fecha, vestido sólo con su jubón verde de cazador, trayendo como rescate por su vida la respuesta a la siguiente adivinanza: "¿Qué es lo que una mujer más desea en el mundo?”

El rey dio su palabra e hizo grandes recorridos para consultar y encontrar la respuesta.
Faltaba todavía un mes. El rey, inquieto a pesar del número de respuestas, picó espuelas otra vez, y se aventuró en el bosque de Inglewood, y allí se encontró con la bruja más fea que la humanidad había visto nunca: cara bermeja, nariz llena de mocos, boca ancha, dientes amarillos y que asomaban sobre el labio, un pescuezo largo y flaco, tetas pesadas y caídas. Llevaba sobre la espalda un laúd y montaba un palafrén ricamente ensillado. Era un espectáculo inverosímil ver un ser tan horroroso cabalgando tan donosamente.

Enderezó directamente su caballo hacia el rey, le dio la bienvenida y le dijo sin rodeos que ninguna de las respuestas que él y Gawain habían encontrado le sería de ayuda. "Si no os ayudo, teneos por muerto", dijo. "Concededme sólo una cosa, oh rey, y yo garantizaré vuestra vida; de lo contrario, perderéis la cabeza". "¿Qué queréis decir, señora", preguntó el rey. "Decidme a qué os referís y por qué está mi vida en vuestras manos, y os prometo lo que queráis". "Vive Dios que tenéis que darme uno de vuestros caballeros para que se case conmigo; su nombre es sir Gawain. Os propongo un pacto; si mi respuesta no os salva la vida, mi deseo será vano; pero si mi respuesta os salva, me concederéis ser la esposa de Gawain. Elegid ya, y pronto, porque así tiene que ser, o muerto sois". … Naturalmente esto confundió al rey, pero Gawain enterado aceptó recibiendo elogios del rey Arturo quien dijo: "de todos los caballeros que jamás vi, vos sois la flor".

La bruja le dijo que lo más deseado por las mujeres sobre cuanto existe -respecto de los hombres, más que cualquier cosa-, es tener soberanía".
Cumplido el año y la cita en las condiciones exigidas por el hombrón, el rey dijo varias respuestas erradas. Como última opción recurrió a la de la bruja, acertando y quedando libre.
El rey se sentía avergonzado de llevar tal monstruosidad a su corte pero Sir Gawain se adelantó sin señal ninguna de rechazo y virilmente se prestó a los esponsales.

"¡Loado sea Dios!", dijo entonces doña Ragnell,
"Por consideración a ti quisiera ser una mujer hermosa,
Porque tu voluntad es muy buena."

La bruja era fea y horrible. Tenía dos dientes que eran como colmillos de jabalí, de ambos lados de la boca, largos como de un palmo grande, y un colmillo apuntaba hacia arriba y el otro hacia abajo; y tenía una boca ancha y cercada de espesas cerdas. Insistió en una misa solemne para la boda. En el banquete comió como un animal desgarrando la presa con sus largos colmillos y uñas, hasta que sólo quedaron los huesos.
Esa noche, en el lecho, sir Gawain no pudo al principio decidirse a dar vuelta a su rostro para quedar frente al hocico poco apetitoso de su consorte. Pero después de un rato, ella le dijo: "¡Ah, sir Gawain, puesto que soy casada con vos, mostradme vuestra cortesía en el lecho. Si yo hubiera sido hermosa, no os comportaríais de esa manera; no hacéis cuenta ninguna del lazo conyugal. Por consideración a Arturo, besadme por lo menos; os ruego, hacedlo por mí. ¡Vamos, mostrad lo apasionado que podéis ser!"
El cumplido caballero y leal sobrino del rey apeló a todo su coraje y gentileza. "Haré más", dijo con toda amabilidad, "haré más que besaros simplemente, ¡voto a Dios!" Y se dio vuelta hacia ella. Y vio que era la mujer más sobremanera hermosa que jamás había visto nadie.
Ella dijo: "¿Cuál es vuestro deseo?. "Por Jesucristo", dijo él "¿Quién sois?
"Señor, soy vuestra esposa, sin lugar a duda; ¿por qué os mostráis tan poco amable?"
"¡Ah, señora mía! Soy muy digno de reproche; no caí en la cuenta. Ahora os mostráis hermosa ante mis ojos, en tanto que hoy fuisteis la alimaña más fea que mis ojos jamás contemplaron. Que seáis así, señora, me agrada mucho".
"Señor", dijo ella, "mi belleza no durará. Podéis tenerme así, pero tan sólo la mitad del espacio del día. Y por eso es un engorro, y vos debéis elegir si preferís tenerme hermosa de noche y fea de día ante los ojos de todos los hombres, o hermosa de día y fea de noche".
"¡Ay!, replicó Gawain, "la elección es difícil… sin embargo no se que decir. Querida señora, que sea como vos más lo deseéis; dejo la elección entre vuestras manos. Mi cuerpo y mis bienes, mi corazón y todo lo demás, son vuestros, para hacer de ellos lo que queráis, tomarlos o dejarlos; ¡así lo juro ante Dios!"
"¡Ah, loado sea Dios, cortés caballero!", dijo la dama, "Bienamado seáis entre todos los caballeros del mundo, porque ahora quedo libre de mi encantamiento, y me tendréis hermosa y atrayente de día y de noche".
Y entonces refirió a su deleitado esposo cómo su madrastra (¡Dios tenga piedad de su alma!) la había encantado mediante sus artes nigrománticas; y cómo había sido condenada a permanecer bajo esa figura repugnante hasta que el mejor caballero de Inglaterra se casara con ella y le transfiriera la soberanía de todo su cuerpo y sus bienes. "Así fue como se me deformó", dijo. "Y vos, señor y caballero, cortesano Gawain, me habéis dado sin condiciones la soberanía. Besadme, caballero, ahora mismo, os lo ruego; alegraos y holgaos". Y entonces se gozaron ambos de muy buen grado.  

  ————————————————————————————————————————–

El verdadero amor no es el encuentro superficial con el príncipe azul o la mujer de los sueños. El verdadero amor se consigue a través de una transformación interna que nos permite reconocer y comprender cómo hasta ahora nosotros mismos habíamos estado impidiendo ese feliz encuentro.

Esta experiencia es el motivo de muchos cuentos en los que al final el héroe vence el miedo y la aversión, y es en ese instante cuando el monstruo al que se ha combatido manifiesta su naturaleza en forma de príncipe o princesa.

Esto se puede ver muy bien reflejado en el cuento de Heinrich Zimmer que hoy he expuesto, en el que la dama Ragnell, una bruja que por el “sí” incondicional de Gawan se convierte en una criatura bellísima.

Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a

  1. Albert dijo:

    Es un buen cuento para hacernos ver que el miedo nos lo provocamos nosotros mismos, que si abrimos bien los ojos para observar bien aquella parte oscura incluso nos puede llegar a enamorar, a gustar, pero solemos tener miedo a lo desconocido creándonos barreras que disfrazan la realidad…No hay príncipes ni princesas ademas soy anti monarca, cada uno es como es y todos aportamos cosas diferentes en la vida.
    Besines ya abrazos llenos de mimos y cosquillas guapa

  2. Ruth dijo:

    Hola!!!
     
    Tienes razón… sólo después de un gran cambio interno, después de transformarnos y amarnos a nosotros mismos, podemos amar a alguien y permitir que el amor llegue a nuestra vida. Y eso he hecho, he completado mi primer ciclo y, justos antes de emepzar el segundo ha aparecido un ángel en mi vida, jajajajaja… El universo entero conspirando y yo sin saberlo!!! Es todo lo que había pedido ¡todo! Pero aparte de eso… el cambio me ha hecho más fuerte, mucho más… y he sustituido el odio por la indiferencia, que mola más, jajajajaja.
     
    Mil besos

  3. ☆ MARCE GATO dijo:

    HOLA EVA,
    QUE CAMBIO, ME GUSTA, ME GUSTA EL COLOR VERDE.
    HOY NO TENGO MUCHAS GANAS DE LEERTE SABES? PERO PROMETO QUE LO HARÉ Y LEERÉ ESTE CUENTO.
    ASÍ QUE HAS VUELTO PARA QUEDARTE PUES ME HAS SACADO UNA SONRISA🙂
    UN BESO GUAPA.
    = MARCE =

  4. A dijo:

    Cuentos cuentan los cuentacuentos, al fuego de la chimenea revelan verdades a quien quiera escuchar con los ojos bien abiertos!

  5. ๑۩۞۩๑≈❀≈ The Fairy Garden ≈❀≈๑۩۞۩๑ dijo:

    Hola Bom Dia, obrigada pela sua visita.
     

    .\’___________________//////\\////// \\¨//////.\’\\/_–_–_–_–_–_–_–_–_–_–_\\| ||_| | |_( \'< \’ \’| | | >\’ )\\ (_) | | | ( , \\==="============\\\\| | | \\| | || | || | || | |..\’____/ / | \\ \\____. . . . . . . \’—————\’ . . . . . . . ." A energia positiva que conduz a bondade do universo sempre estará tramando algumacoisa para que possamos, despertar em outro alguém, os sentimentos de amizade, respeitoe amor. "
    Desejo que vc tenha uma excelente semana
    Besos iluminados
     

  6. Patton dijo:

    ¿Qué tal te va todo en tu nueva vida?Espero que bien.Muchos besos desde el otro lado del eden.

  7. Raúl dijo:

    Hola de nuevo por aquí, algo cambiado no ??? me gusta el color verde.
    Una vez más me encantó el cuento😉
     
    Pd   : El día de la bici estuvo muy bien,acabo de subir mas fotillos. Sólo hay un coche escoba, el que yo llevaba.
    Pd2 : LODVG (La Oreja De Van Gogh)
     
    Ta luegor !!!

  8. Martha dijo:

    Hola, linda flor. Me ha encantado volver a leer este cuento… Y al hilo de tu reflexión, yo siempre lo he dicho, los mejores "príncipes azules" llevan la realeza por dentro… Un besito y hasta prontito.

  9. Ra dijo:

    Qué poco caso hacemos de las moralejas de los cuentos, verdad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s